A tres años de asumir el poder, aciertos y desafíos del gobierno de Luis Abinader

0
18

Santo Domingo, RD.- Luis Abinader tiene tres años dirigiendo los destinos de la República Dominicana como su presidente. Durante este período ha tenido que hacer frente a una serie de retos para mantener a flote el país. Una de ella es llenar las expectativas de la ciudadanía que votó, arrastrando un saco lleno de sueños.

Este Gobierno se enfrenta a gobernar con ciudadanos empoderados. Una sociedad civil vigilante a las promesas y hambrienta por justicia, que espera que la impunidad sea cero, auditorías a la orden de día, que se combata el clientelismo. Según Participación Ciudadana, la calificación es positiva.

Esto responden a varias cosas: una de ellas es que la independencia política se llevó a la Junta Central Electoral, el Defensor del Pueblo y la Cámara de Cuentas. Y la diana, el Ministerio Público. Una de las promesas que le queda por cumplir es la creación de un Ministerio de Justicia.

Para Participación Ciudadana, otro de los puntos que resalta que este Gobierno está comprometido con la transparencia, es que se han realizado varios cambios en el tren gubernamental. Y se estaría instrumentando expedientes en contra de funcionarios de la actual administración.

Fuera de la administración de Abinader

Más de 40 funcionarios no llegaron a cumplir tres años como parte del gabinete del gobierno del cambio. Entre los suspendidos y luego sacados del Gobierno por procesos judiciales están:

Luis Maisichell Dicent, suspendido como administrador de la Lotería Nacional, tras un escándalo de fraude.

 Juan Maldonado Castro, suspendido como el director de Comunidad Digna, implicado por el Ministerio Público en una red de lavado de activos.

Adán Peguero, suspendido como director del INPOSDOM, tras salir a la luz pública supuesta evidencia de contratos irregulares. Fue destituido y se encuentra en una investigación.

Juan Carlos Torres Robiou, director de CESTUR. El coronel Elvis Muñoz Peralta, gerente financiero del CUSEP, entre otros.

Desde su llegada al poder, el jefe de Estado ha mantenido la mata en constante remeneo, realizando movidas dentro de su gabinete presidencial, práctica que no era común en gobiernos anteriores. Entre estos figuran: Roberto Furcal, ministro de Educación, institución de la que presentamos una serie de reportajes de investigación.

Otros que fueron removidos de su cargo

Paula Disla, quien era la presidenta ejecutiva de CONANI; Carmen Heredia, titular original del Ministerio de Cultura y relevada del cargo por Milagros Germán, quien se desempeñaba en su primera designación gubernamental como vocera de la Presidencia.

Miguel Ceara Hatton, removido del Ministerio de Economía al de Medio Ambiente. Su puesto fue ocupado por Pavel Isa Contreras, quien desempeñaba las funciones de viceministro.

Fueron removidos recientemente: Catalino Correa Hiciano, contralor, Néstor Cruz Pichardo, director de Pasaportes; José Leonel Cabrera, ministro de PROPPEP, entre otros.

Suspendidos por no presentar declaración jurada de bienes

Entre los funcionarios que fueron suspendidos por no presentar su declaración jurada de bienes están: Aníbal Díaz Belliard, director operativo de la Presidencia, Ana Barceló Larocca, suspendida directora ejecutiva del CONIAF. En el ministerio de Agricultura suspendieron a los viceministros Faruk Garib Arbaje y José Miguel Cordero Mora. De esa institución también suspendieron a Simeón Ramírez. Tampoco declararon: Anderson de los Santos, Daniel Antonio Liranzo, Reinaldo Ferreira Genao, Máximo Pérez, Dolores Núñez, y Daniel Sánchez Mota.

Las remociones y suspensiones no son de los únicos cambios que se han dado en el tren gubernamental. También están las renuncias. Abandonaron el barco Ana Cecilia Morun, directora Conani, Lisandro Macarrulla, ministro de la Presidencia, KinsberlyTaveras, ministra de la Juventud. Y el entonces director del Gabinete de Salud Pública, Robinson Díaz. Asimismo, presentó su renuncia el periodista y director de CERTV, Nelson Marte. Carlos Fondeur, expresidente de CORAASAN, Feyla Rodríguez Pavón, exgerente de Portuaria de Puerto Plata,  Ivelisse Acosta, viceministra de Salud Colectiva. A esta lista se suma Osvaldo Canario, director ejecutivo del Conadis.

Por último, están los funcionarios destituidos de su cargo. Algunos se vieron envueltos en escándalos. Separaron de su cargo a Juan Ureña, viceministro de Suelos y Aguas del Ministerio de Medio Ambiente; Luz del Alba Jiménez, ministra de la Juventud, Plutarco Arias, ministro de Salud Pública, José Valenzuela Arias, cónsul dominicano en Juana Méndez, Haití; asimismo, el encargado de la Dirección Regional de Aduanas en Santiago, Antonio Gómez Díaz.

De igual manera, destituyeron a Tomás Ozuna Tapia, administrador de EDEESTE. Miguel Mateo Familia, quien se desempeñaba como director de Recursos Humanos del Ministerio de Salud Pública. La gobernadora de Samaná, Elsa de León; Serafín Canario, Termoeléctrica Punta Catalina; José Ceballos, destituido como director del gabinete del Ministerio de Educación.

En INABIE, una de las instituciones a las que se realizaron varios Reporte Especiales, destituyeron a Cecilio Rodríguez Montás, director; Andrés Montero Ferreras, consultor jurídico; Deiby Villalona de los Santos, Gestión de Seguimiento a la Alimentación; Marino Laureano, Departamento Administrativo, y Jesús Alcántara, de la División de Tecnología.

Leyes promulgadas

Estos tres años hemos tenido periodos legislativos muy productivos, Algunas de las leyes que el presidente prometió en sus discursos se promulgaron. Resaltan la Ley de Extinción de Dominio, la Ley Orgánica del Régimen Electoral, la Ley de Fideicomiso, del Matrimonio Infantil, la Ley de Aduanas, y la Ley de Desarrollo Fronterizo, la Ley de Ordenamiento Territorial y Uso de Suelos. Y recién aprobado Código Penal.

Joseph Abreu asegura que desde el Poder Ejecutivo se han dado los pasos para transparentar los fondos del Estado. El reto es que los funcionarios que rodean al presidente sigan el ejemplo.

Entre las leyes que no han sido promulgadas están la reforma a la Ley de Compras y Contrataciones, Ley de Hidrocarburos. Una de las leyes prometidas, pero tuvo que ser retirada por el Poder Ejecutivo es el proyecto de Ley de Trata y Tráfico.

Obras prometidas

Entre las obras prometidas y no han sido concluidas se encuentran el Hospital Padre Billini, el Hospital de Villa Hermosa en La Romana, entregado esta semana y habilitado solo para consultas en lo que se equipa y se abren las demás áreas de diagnósticos.

Mientras que el Hospital Mario Tolentino Dipp, en Santo Domingo Norte, el de Verón, en La Altagracia,  San José de Las Matas, Jarabacoa,  Dajabón, Esperanza, y Teófilo Hernández, en El Seibo, no se tienen detalles de inicios. Para este 2023, también anunció la construcción del Hospital Regional Dr. Antonio Musa, que apenas reinició su remozamiento en febrero de 2022.

Además, prometió entregar el de Nisibón, el de Villa Vásquez y la segunda etapa del Hospital San Vicente de Paúl. Este último lo supervisó en enero del año pasado.

Para el 2022, el mandatario dijo que se terminarían las siguientes infraestructuras viales: la reparación de la autopista Duarte, tramo Navarrete-Bonao, que todavía no finaliza. La circunvalación de Baní, prometida para este año y a principios de mes estaba paralizada.

Entre las obras prometidas en su anterior discurso y ya iniciadas están el Proyecto de Desarrollo Turístico de Pedernales. Por otro lado, ya inauguró la Circunvalación de Azua y la reconstrucción del camino El Matey-Las Yayas, en La Altagracia.

Uno de los atributos que le atribuye al presidente Abinader es la continuidad de Estado. Le ha dado seguimiento a obras iniciadas en la pasada gestión. La extensión del Metro y del Teleférico Los Alcarrizos, y los trabajos en la Presa de Monte Grande, solo por mencionar algunos casos. Además, comenzaron los trabajos de algunas promesas que hizo durante su primer discurso, entre estas figuran: la Autopista Santiago-Navarrete, prometida por el mandatario en el 2020.

Cada 4 años el pueblo califica una gestión. El resultado puede ser un premio o un castigo.