¿Cuánto estás gastando en servicios “streaming”?

0
136

El incremento de los servicios de transmisión de contenido por paga, o “streaming” como se le llama en inglés, creó la idea de la “inminente” muerte de la televisión por cable, pero qué tal si esta no es una verdad absoluta y estos servicios han creado nuevos problemas para los usuarios.?

Los servicios de transmisión de contenido por paga revolucionaron la forma en la que consumíamos contenido tradicional; antes de estos, como usuarios debíamos de estar ceñidos a una franja horaria para ver los contenidos que deseábamos ver, pero estos estos nuevos servicios en línea transfirieron el poder a los usuarios, los cuales podían no solo elegir el contenido que deseaban ver, sino también el momento, lugar y desde el dispositivo que quisieran.?

Además, otro gran beneficio, y punto de diferenciación respecto al servicio tradicional de cable, era la falta de comerciales.?

La gran variedad de equipos móviles, como portátiles, tabletas, móviles y televisores inteligentes, llevaron no solo a crecer a los competidores originales como Netflix o Hulu; sino, también, a que otras casas de producción dieran el salto y crearan su propia plataforma como fue el caso de Disney, empresa que diversificó sus productos y creo servicios como Disney+, ESPN+ y Star+.

De igual forma, gigantes como Home Box Office (HBO) y NBC desarrollaron sus plataformas HBO Max y Peacock, respectivamente.

También las ligas deportivas vieron en esta nueva tecnología un nuevo modelo de negocios, y organizaciones como la MLB, NBA, NFL y Fórmula 1, crearon sus propios servicios de streaming.

Y, en el mercado de la música, plataformas como Spotify y Apple Music se convirtieron en el referente de toda la industria.

Se estima que a nivel mundial hay 2.3 mil millones de usuarios de servicios de streaming; de los cuales, 1.8 mil millones son de plataformas de video y 524 millones en servicios de música, según datos de Statista.

Expandir imagen
Infografía

Exclusividad y los usuarios

Con un mercado tan competitivo, estas empresas de transmisión por paga se dieron cuenta de que el principal atractivo para ganar nuevos adeptos es la de contar con contenido exclusivo en sus respectivas plataformas.

Un reporte realizado por la empresa de análisis Ampere, en 2021, arrojó que las plataformas de contenido por streaming gastaron 220 mil millones de dólares en la producción de contenido.

Disney, dueña de importantes propiedades intelectuales como StarWars, Pixar, NatGeo, entre otros más, invirtió 4.21 mil millones de dólares en 2022, de acuerdo con datos de FDi Intelligence.

Mientras que Netflix aseguró que invertirá 17 mil millones de dólares en la creación de contenido original durante el 2023.

Esta situación llevó a que los usuarios tengan que contratar múltiples suscripciones para poder ver los contenidos que le interesan, pues no existe una sola plataforma que incluya todos.

¿Cuántas veces hemos pagado una suscripción solo para poder ver una serie de televisión o una película que solo está disponible en dicha plataforma?

Y las ventajas que mencionaba anteriormente, como el poder de ver donde quiera y cuando quiera el usuario, viene con un costo.

Problemas en el paraíso

De igual forma, como los múltiples servicios se han convertido en un problema de costos para los consumidores, también estas empresas han sufrido el impacto del incremento de la competencia.

Como bien había explicado, el elemento diferenciador de este sector ha sido la producción de contenido exclusivo, lo que ha ocasionado que estas empresas incrementen la inversión en creación de series y películas de alta calidad; solo fíjense en los montos más arriba mencionados en los que invierten y planean invertir plataformas como Netflix y Disney.

Otro gran reto que han tenido que enfrentar estas plataformas, en especial Netflix, es que, debido al incremento de la competencia, el aumento de suscriptores ha mermado.

Hasta ahora, la principal fuente de ingresos de estas plataformas streaming ha sido el pago por suscripción; pero la realidad, en la desaceleración en la captura de nuevos suscriptores, ha obligado a la industria a realizar ajustes y buscar nuevos modelos de ingresos.

El primer, y más obvio, movimiento fue el incremento en los precios de suscripción. Luego, está la actualización en sus políticas, estrechando la cantidad de usuarios que pueden compartir cuentas, obligando así a que usuarios con cuentas en común, tuvieran que crearse una nueva.

Pero, quizás la más polémica es una que rompe con la filosofía original de estos servicios en línea, la inclusión de publicidad dentro de estas plataformas.

Suscripciones inteligentes

Ante el incremento de servicios, la exclusividad del contenido y el incremento de precios por suscripción, los usuarios han visto aumentar el gasto en la contratación de estas plataformas.

El promedio de servicios “streaming” contratados por usuarios en los Estados Unidos es de cinco, acuerdo con la investigación “El futuro de los OTT” realizada por la empresa Interpret.

Dentro de las acciones que pueden realizar los usuarios para enfrentar el incremento de los costos están la de realizar un análisis de todos los servicios suscritos y priorizar aquellos servicios que más utilizan sobre los que no.

Como cualquier consejo financiero que pueda dar Felix Rosa “The Money Coach”, es importante establecer un límite de gastos mensuales para estos servicios.

Es normal que ciertos contenidos sean por temporadas, por lo que los usuarios pueden realizar una rotación en sus suscripciones, minimizando así los costos, pero aprovechando el contenido que consumen.

En conclusión, el mercado de servicios streaming seguirá creciendo, pues los competidores están dispuestos a invertir en la producción de contenido exclusivo y compra de propiedad intelectual. Pero, como usuarios, debemos de estar preparados para la inclusión de nuevas estrategias de negocios que involucren un pago extra o cambio en la experiencia de los servicios, como una forma de que estas empresas continúen ingresando capital y ganancias

Las grandes empresas tecnológicas también copian

Nuevos avances e innovaciones para los productivos y los que escuchan música. En esta edición de Martes de Tecnología les explico todo sobre la nueva herramienta “Loop” creada por Microsoft. Mientras que Google ya deja probar su chat con IA, Bard; y la empresa Nothing viene con una interesante propuesta para los amantes del diseño y la música.

  • Tiempo de competir. NOTION es una de las herramientas más útiles de todas las que he probado a través de los años; es genial para coordinar tareas y llevar una vida productiva y a la vez organizada; su más reciente inclusión de una herramienta de inteligencia artificial (IA) le dio un empuje mayor a las capacidades de dicha plataforma. Pero, su éxito tendrá una nueva montaña que superar y lleva por nombre “Microsoft Loop”. La nueva herramienta de los Redmond está creada para ser la competencia directa de NOTION, y la cual trae una integración completa con la suite de herramientas de productividad empresarial Microsoft 365 (Office). En términos de diseño, es extremadamente parecido a NOTION, una copia; y está pensado para la colaboración, para crear y compartir documentos e información en una especie de lienzo en blanco donde los usuarios podrán hacer sus ajustes en tiempo real. Para los que deseen probar esta nueva herramienta lo pueden hacer, la versión disponible es solo de prueba. Sin embargo, en una comparación temprana, Microsoft está lejos de alcanzar lo que han creado los de NOTION hasta ahora. Pero la competencia siempre será beneficiosa para nosotros los consumidores.
  • El imperio contraataca. Luego de pulsar el botón de “Código Rojo”, Google lanzó el pasado jueves de manera oficial Bard, la competencia directa de ChatGPT. La empresa californiana permite a usuarios de ciertas zonas poder utilizar la plataforma y recibir retroalimentación. Sin embargo, la estrategia de Google sigue estando muy por detrás de la que lleva Microsoft con la inclusión de ChatGPT en todo su ecosistema de soluciones de productividad de forma global.
  • (2). El aura que ha creado Nothing alrededor de su marca es bastante único y especial, luego de dos modelos de auriculares y un móvil, la empresa lanzó al mercado la segunda versión de sus auriculares “Ear (2)”. La empresa que comanda Carl Peid se enfocó en mejorar los puntos débiles de la primera versión como tener un estuche más pequeño, una mayor capacidad de carga, y, en lo que realmente importa para un par de auriculares, un mejor sonido. Los de Nothing aseguran haber conseguido mayor fidelidad en el sonido y con alta resolución. Pero lo más interesante es la capacidad de conexión doble, es decir, que los usuarios pueden conectarse a su móvil y computador de manera simultánea y hacer la transferencia de manera automática entre el audio de uno y otro equipo. También tienen capacidad de cancelación activa de ruido, resistencia al agua y controles de presión. Es un avance significativo a la primera versión, pero esto viene con un incremento en el costo. Precio: US$149.