La red de Adán Cáceres operó un centro de inteligencia

0
74
Santo Domingo, RD

No importando cuál pu­diese ser el desenlace fi­nal del proceso penal se­guido al grupo imputado por corrupción en la de­nominada “Operación Coral”, cuya figura cen­tral es el mayor general Adán Cáceres Silvestre, la influencia y el poder que se afirma gozaba es­te oficial durante el pasa­do gobierno parece que apenas empieza a emer­ger, y quizás cueste mu­cho tiempo y espera para saber todos los hechos y verdades a su alrededor.

Basta, siendo suficiente para asombrar, conocer que el hermético oficial manejaba un centro de inteligencia paralelo al aparato instituido por el Estado, según informes. Las sucesivas revelacio­nes sobre este hombre dejan mucho para las deducciones, como ocu­rrió ayer cuando el Mi­nisterio Público informó que Raúl Alejandro Gi­rón Jiménez, uno de los imputados en el caso, te­nía una habitación “con tecnología de primera” en la que tenía informa­ciones de las institucio­nes castrenses del Estado. El fiscal Miguel Collado, encargado de presentar la acusación preliminar con­tra Girón Jiménez, dijo que “ese cuarto con tecno­logía de primera” tenía un servidor más potente que el de cualquier institución grande del Estado.

Potencia de los servidores
Dijo que en consultas que han hecho con especialis­tas del área se han entera­do que grandes institucio­nes tienen servidores con capacidad de 2.0 terabytes. mientras que el encontra­do a Girón Jiménez, que es mayor del Ejército, era de 60 terabytes.

PESQUISA

DATO
Una pieza “clave”.

Girón Jiménez es visto como pieza “clave “en la maniobra fraudulen­ta del supuesto entrama­do militar encabezado Adán Cáceres Silvestre. Era el director de tecno­logía y comunicaciones del Cestur, con salario de 69,000 pesos.