Imponen tres meses de prisión preventiva a mayor del Ejército que mató a balazos a oficial de la PN

0
162

El juez Rigoberto Sena, del Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional, impuso tres meses de prisión preventiva, como medida de coerción, al mayor del Ejército Francisco Reyes Santana Oviedo, vinculado con la muerte de un mayor de la Policía Nacional y de herir a un raso del Ejército, en un hecho ocurrido el 4 de mayo pasado entre las avenidas Abraham Lincoln y John F. Kennedy, del Distrito Nacional.

El oficial Santana Oviedo es imputado por el Ministerio Público por provocar la muerte al oficial policial Juan Luis Mercedes Sierra, de 53 años de edad, y de herir al raso del Ejército Sucre Gabriel Bautista Paulino, de 27 años, haciendo uso de su arma de reglamento, durante un incidente mientras transitaban en una camioneta de la Comisión Militar y Policial del Ministerio de Obras Públicas.

El expediente presentado por la fiscal adjunta Santa Matilde Reyes Valenzuela, del Departamento de Asuntos Internos de la Fiscalía del Distrito Nacional, otorgó la calificación jurídica al presente caso de homicidio voluntario, delito que está tipificado por los artículos 295, 304 y 309 del Código Penal Dominicano.

La fiscal Matilde Reyes narró durante la audiencia que el hecho se produjo luego de que el raso Bautista Paulino y el mayor Mercedes Sierra trataran de llevar a Santana Oviedo a su residencia debido a su estado de embriaguez, tras salir de una actividad donde compartía con unos amigos

El documento judicial establece que justo cuando era trasladado a su hogar, el mayor Santana Oviedo se molestó y exigió que lo llevaran rápido a su casa, que les daba tres minutos para llegar al lugar y cuando nadie lo esperaba, haló su arma de reglamento y le propinó un disparo al chofer Bautista Paulino, causándole una herida en el cuello.

La instancia añade que en ese instante el raso Bautista Paulino logró desmontarse del referido vehículo y salió huyendo, en tanto que el mayor policial Mercedes Sierra resultó impactado por varios disparos en la región parietal que le produjeron la muerte de manera instantánea en el mismo lugar del hecho.

Por disposición del tribunal, el imputado cumplirá la reclusión en el Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR) El Pinito, en la provincia de La Vega, hasta tanto el Ministerio Público concluya sus investigaciones en torno al hecho de sangre.