PN aún no identifica al gatillero de Gioser

0
170
Thomas Peña Morel, señalado por la flecha, estuvo todo el tiempo moviéndose con Sergio Feliz, el padre el niño muerto de un disparo durante el ataque a los ocupantes de la yipeta en la viajaba el pequeño a su llegada al país desde Nueva York

Santiago, RD

A poco menos de 48 horas desde el arresto de cinco individuos implicados en el frustrado intento de atraco de una familia en Santiago y la muerte  del  tierno niño Gioser Luis Feliz Camilo, la identidad de la persona que tiró del gatillo aún no ha sido revelada.

Y mientras de un lado avanza la marcha de los preparativos para llevar a su descanso en sepultura a Gioser en su suelo nativo, Nueva York, una situación casi de ansiedad aprisiona a los dominicanos que, aparte de sus congojas solidarias quiere conocer el rostro del matón.

Mientras tanto, las marcas del ataque de los delincuentes siguen visibles.

El cristal trasero del lado izquierdo del conductor aún conserva el orificio por donde entró la bala que truncó la vida de Goiser Luis Feliz, de 9 años.

“Ellos se me tiraron arriba; yo pensé que era un borracho que me iba a chocar y, después, se me atravesaron alante”, narró José Luis Bautista, que iba conduciendo la yipeta donde murió el niño Luis Feliz.

Bautista, aún impactado, cuenta que eran casi las 12 del mediodía y ya había atravesado el peaje de la autopista Circunvalación Norte, cuando fue interceptado.

Dispararon al chofer

Narra que los delincuentes le lanzaron el disparo a él, pero, por la velocidad a que   conducía, terminó impactando al menor.

Ellos, refiriéndose a los asaltantes, “pensaron que yo iba a seguir derecho con ellos, pero yo doblé por dónde no se podía doblar”, explicó Bautista.

Momento del ataque

“Yo les dije (a los que iban en el vehículo): ‘agárrense’, y doblé a suerte o verdad, aunque nos volcáramos o lo que sea”, agregó.

José Luis, quien es cuñado del papá del niño fallecido, indicó que la familia vino a Santiago a celebrar el cumpleaños de su hermana.

También indicó que en ningún momento llegó a percatarse de que los estaban persiguiendo, hasta el momento del impacto.

El mejor amigo

Uno de los apresados, Thomas Peña Morel, alías “Tomasito”, es el mejor amigo del padre del niño, y a quien las autoridades le atribuyen ser la persona que orquestó la trama, ubicó a la víctima y mantenía el contacto con los gatilleros.

Peña acompaño a Sergio Feliz, padre del niño, desde el momento del crimen hasta retirar el cadáver del Inacif.

Una fuente dijo a Listín Diario que el padre quería conversar con los periodistas, pero éste le decía que era mejor guardar silencio.

El padre del menor indicó a Listín Diario que Peña durmió en su casa la noche del jueves, y le acompañó a hacer todas las diligencias, por lo que nunca imaginó fue que su mejor amigo fue quien coordinó la muerte de su hijo.

“Mi hermano, yo lo quería como a un hermano; me sentí mal porque una persona que tú confías; pero allá arriba hay un Dios”, lamentó.

El grupo acusado

Las autoridades policiales han identificado a otros cinco hombres que participaron en el hecho: Luis Ángel Vargas Brito de 18 años, Derlin Javier Mercado Martínez, César Junior Ulloa Cuevas, José Manuel Almonte Santana, de 20 años, y Elián Martínez Sánchez, alias Odalis de 22; todos oriundos de Santiago Oeste.

Reporteros de Listín Diario hablaron con familiares, quienes dijeron temer a represalias. Algunos ya se han marchado del sector.

Derlin Javier Mercado Martínez, uno de los sindicados como responsable de la muerte del pequeño Goiser tiene, de acuerdo a sus cercanos, apenas un mes que retornó de Estados Unidos, adonde había viajado de ilegal, a través de la denominada “Vuelta por México”.

Entre lágrimas, Fausto Mercado, su padre, declaró: “Hasta lo mandé para Nueva York, para ver si salía adelante, porque no quería salir adelante, y lo que vino fue a hacer su toyo”.

Mercado está de acuerdo con que la justicia se encargue del caso y que “haga la cosa como la tiene que hacer”, además de enviar sus condolencias a la familia del niño, y que “tomen ellos sus decisiones para allá”.

Mercado, dueño de una metalera en el sector Cienfuegos, tenía a su hijo trabajando en el negocio familiar.    Según vecinos, había generado proyectos para involucrar a su hijo y saliera adelante.

“Hasta un camión él tenía para trabajar, en el que se podía ganar de entre 25 y 30 mil pesos al mes, sin hacer lo mal hecho”, explica Mercado.

Visiblemente impactado por el cao, el padre dijo que  su rostro lo están viendo en cámaras, “pero en una cárcel ni en una causa me van a ver”.

El carro rentado

“No es fácil pagar por algo que tú no has hecho. A veces, uno por trabajar dignamente lo que se busca es un problema”, expresó la esposa del hombre que rentó el vehículo en el que se desplazaron los delincuentes.

La mujer, cuya identidad se resguarda por seguridad, explicó que, junto a su esposo, tiene un negocio de renta de vehículos, con tres autos de su propiedad.