Por qué debieras siempre comer una banana después de entrenar

0
161

Las bananas son una fruta satisfactoria y nutritiva que puede formar parte de una dieta saludable. Muchos deportistas consumen una banana después de un entrenamiento o competencia. Revisamos por qué las bananas son un refrigerio perfecto después de ejercitarse.

Un estudio de la Universidad Estatal de los Apalaches señala que el consumo de bananas es una buena fuente de energía para los deportistas.

Las bananas contienen algunos nutrientes clave que son esenciales para la recuperación posterior al entrenamiento. Son fuente de vitamina B6, fibra y potasio; también algo de magnesio, manganeso y vitamina C

Según la Fuente de Nutrición de Harvard, una porción o una banana mediana madura proporciona alrededor de 110 calorías, 0 gramos de grasa, 1 gramo de proteína, 28 gramos de carbohidratos, 15 gramos de azúcar (natural), 3 gramos de fibra y 450 mg de potasio.

Proporcionan carbohidratos que el cuerpo necesita luego de entrenar

Las bananas son una opción saludable de carbohidratos, no es un alimento procesado y además aporta nutrientes útiles.

“Los plátanos se consideran un carbohidrato simple o de digestión rápida, que es perfecto para un refrigerio después del entrenamiento”, dice a Eat This Not That, Amy Goodson, dietista y consultora en nutrición deportiva.

Goodson explica que, con el ejercicio, el cuerpo descompone azúcar y cuánto más entrenamiento, también descompone glucógeno (carbohidratos almacenados) del hígado y los músculos.

Después de un entrenamiento, el glucógeno debe reponerse. Aproximadamente el 90% de los carbohidratos que se consumen inmediatamente después del entrenamiento se destinan a reponer las reservas de glucógeno, por lo que se recomiendan los carbohidratos simples dentro de las dos horas posteriores al ejercicio”, señala Goodson.

Las bananas favorecen la contracción muscular y la transmisión nerviosa

Las bananas son una excelente fuente de potasio. Harvard explica que el potasio es un mineral y electrolito en el cuerpo que lleva una pequeña carga eléctrica. Estas cargas hacen que las células nerviosas envíen señales para que el corazón lata regularmente y los músculos se contraigan.

Pueden ayudar al cuerpo a desarrollar músculo

Combinar una banana con proteína puede ayudar al desarrollo muscular. Al consumir carbohidratos el cuerpo produce insulina, esto puede ayudar a los músculos a absorber la glucosa y los aminoácidos en la sangre para su recuperación, dice Goodson.